miércoles, 30 de diciembre de 2015

Reseña: NAVIDADES TRÁGICAS

NAVIDADES TRÁGICAS
(HÉRCULES POIROT #20)

Título original: Hercule Poirot´s Christmas
Autor: Agatha Christie
Género: misterio, ficción, detectives
Páginas: 223
Editorial: Molino (1997)
Fecha de publicación original: 1938






Simeon Lee es un anciano adinerado y con un carácter muy complicado que ha decidido juntar a toda su familia para celebrar juntos la navidad.

Sin embargo, no son unas felices navidades las que D. Simeon pretende, ya que le gusta provocar y alterar a sus hijos con sus actos y palabras. 

Sin embargo, cuando la noche previa a la navidad se escucha un estruendo, un alarido y se descubre el cadáver... no parece que vaya a ser posible que haya una feliz navidad para ninguna de las personas que viven en dicha casa.




Decidí leer esta novela para leer al menos una novela con una cierta ambientación navideña acorde a las fechas... aunque sea una Navidad Trágica y no demasiado navideño durante la ambientación del libro.

Se trata de un nuevo caso más de Agatha Christie, en el que nos plantea un nuevo misterio en el que aparece un cadáver en una habitación cerrada, sin nadie más dentro, en el que todos han podido ser sospechosos de haberlo realizado y que, en este caso, todos los máximos sospechosos son la familia de la víctima o los criados de la misma.

En este caso nos encontramos con un supuesto en el que la víctima, D. Simeon Lee es un hombre de muy avanzada edad y mal estado físico pero con un carácter sumamente complicado: déspota, vengativo, ególatra y poco preocupado por el sentir ajeno, D. Simeon no ha dudado toda su vida en hacer lo que le ha venido en gana sin importar los sentimientos de nadie más.

Este año ha decidido juntar a sus cuatro hijos (y sus esposas) así como algún invitado especial más para celebrar de manera familiar la festividad de las navidades. Aún así, no puede resistirse a las provocaciones y a su propio cruel sentido del humor,  y provocar a sus hijos mediante ofensas diversas y aclarar que va a proceder al cambio del testamento.

Cuando aparece muerto en su habitación, cerrada por dentro, sin que nadie haya podido salir por las ventanas y sin que esté tampoco claro que haya podido abandonar el cuarto de otra manera ya que todas las personas acudieron a la puerta de la habitación tras escucharse los golpes y el ruido y nadie salió de la habitación, debe comenzar la investigación criminal.

Y quién mejor que Poirot para hallar la respuesta a lo sucedido?

No puedo decir que la novela esté mal, pero tampoco puedo decir que me haya gustado. Mi mayor problema con esta novela es mi propensión a leer este tipo de novelas, imagino. No pude evitar darme cuenta de la autoría del crimen desde el principio (no quiero decir el momento exacto para no desvelar a quien pueda estar leyéndolo o tenga interés en hacerlo) y me resultó muy obvio.
Ya no sólo eso, sino que creo que la autora hace especial hincapié en esta novela en mostrar numerosas señales que indican al autor desde el comienzo y a lo largo de toda la novela, tanto a través de los rasgos físicos, del orden cronológico de los hechos como a través del carácter de la propia víctima. Además, estoy acostumbrada a leer novelas de Agatha Christie (hubo un momento en que tuve muchas novelas de ésta para llevar conmigo durante los viajes) y sé que siempre va a haber trampas, sé que el investigador, detective o persona que resuelva el caso siempre va a guardarse cosas para sí misma y que no va a mostrar hasta la conclusión final, por lo que es fácil ver las costuras en una novela como ésta, que para mi gusto está más abajo que otras novelas suyas.

Me gustan los misterios de crímenes en los que estamos en un lugar cerrado y lleno de sospechosos en los que todos pueden ser culpables porque me tienen intrigada durante mucho tiempo y me gusta el intentar adivinar el crimen y descubrir al final de la novela si he acertado en algo o si me he ido por mucho. 
Por eso no me gusta cuando sé quién ha sido desde el principio de todo y cuando todo lo que voy leyendo no hace más que apuntar a esa misma persona aunque luego muestre pequeñas cosas respecto a los otros personajes, como para intentar convencerte de que todos son culpables. No para mí en este caso. Hasta otro de los personajes de lo dice muy clarito nada más cometerse el crimen. Mal Agatha, mal.

Tampoco puedo decir que haya estado tan mal. Es una lectura entretenida y amena, fácil de leer y cortita, además, así que cumple con su objetivo. Y además tiene bastantes bromas sobre los bigotes, que siempre ha sido algo muy importante para el amigo Poirot, buenos bigotes abundantes y repeinados, cómo no.

Si quieres ver otras reseñas de novelas de Agatha Christe pulsa aquí !








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...