sábado, 24 de octubre de 2015

Reseña: PLACERES PROHIBIDOS

PLACERES PROHIBIDOS
ANITA BLAKE, CAZAVAMPIROS #1

Título original: Guilty Pleasures (Anita Blake, Vampire Hunter #1)
Autor: Laurell K. Hamilton
Género: ficción, fantasía, paranormal, vampiros
Páginas: 288
Editorial: Ediciones Gigamesh (2002)
Fecha de publicación original: 1993

Sinopsis:
Anita Blake vive en San Luís y trabaja como "reanimadora" reviviendo cadáveres. También colabora activamente con la policía como cazavampiros y cuenta con su licencia para matar y como reanimadora para poder interrogar a testigos que ya no podrían hablar de otra forma. 
A Anita no le gustan los vampiros. A los vampiros tampoco les gusta Anita. Le llaman la Ejecutora.

Sin embargo Anita se siente condenada a entenderles cuando, debido a una serie de acontecimientos, tiene que aceptar investigar los sucesos relacionados con el asesinato masivo de vampiros que tiene en jaque tanto a los vampiros como a la policía. Y debe hacerlo rápido ya que está en juego algo más que su vida.

Opinión:


Contra todo pronóstico, un libro titulado Placeres Prohibidos no contiene una sola escena subida de tono, sino un local con espectáculo vampírico llamado así. Es en ese bar donde comienza a gestarse todo. Anita se ve forzada a asumir la investigación de la serie de asesinatos sin resolver que se han ido produciendo en el barrio vampiro de la ciudad. 
La policía no tiene ninguna pista del asesino ni de si es humano, vampiro o cualquier otra cosa; los vampiros tampoco tienen ni idea de quién o porqué está sucediendo todo esto y Anita está en un lío mucho más tremendo del que en toda su vida pensó en llegar a estar.

La historia está contada en primera persona, a través de los ojos de Anita, la cual te va describiendo todo lo que percibe o cómo se siente, pero que a la vez te va explicando cómo es este nuevo tipo de mundo en el que ella vive, en el que existen los vampiros, los algules, los cambiaformas, y demás razas y cómo ha afectado esto a la humanidad. En algunos países los vampiros han sido reconocidos como personas y cuentan con algunos derechos similares a los humanos, por que cuentan con garantías policiales y sólo pueden ser ejecutados si existe un mandamiento legal para ello. Anita trabaja como cazavampiros para la policía; no los odia ni los aprecia, pero es su trabajo y está decidida a cumplirlo. 

En el momento en que tiene que aceptar el encargo de investigar las muertes de los vampiros que asola la ciudad, Anita ha de cumplir con este encargo ella sola y tiene que ser capaz de hacerlo rápido y bien porque no es sólo su vida la que está en juego. Además, en cuanto comienza con la investigación se da cuenta de que está en el ojo del huracán y que el peligro proviene de varios flancos diferentes.


Recordaba haber oído hablar de este libro hacía ya muchos años. Me habían dicho que en esta novela se basaba la película y serie de Buffy Cazavampiros y que así es como debería haber sido Buffy. Ahora, al encontrarme el libro por sorpresa, ni lo dude. 
Anita tiene un carácter descarado, ácido y sin frenos. Dice todo lo que piensa sin intentar pasarlo previamente por un filtro, aunque en muchas ocasiones eso la lleve a meterse en un lío aún mayor. Anita es una chica dura, fría y desensibilizada, o eso pretende hacer ver. Sabes que duerme con un cuchillo y una pistola, pero que para los días especialmente duros se lleva a su Sigmund de peluche a la cama también. Sabes que nunca ha tenido ningún tipo de encuentro con un vampiro como no sea para liquidarlos, sin embargo no puede resistir las emociones que en ella despierta Jean Claude. Es una chica dura y fuerte que es capaz de seguir adelante con todo  el embrollo pese a que únicamente desea dormir un día entero. Especialmente porque cuenta con la motivación adecuada. 

No suelo leer fantasía paranormal. No me suele interesar demasiado el tema de los vampiros ni de los no humanos. Sin embargo, el recuerdo de Buffy (que me vi entera y seguro que más de una vez pese a que no fuera mi serie favorita) junto con el comentario de que la misma provenía de este libro, me hizo decidirme a dar el paso. No me he arrepentido. Me ha parecido una lectura muy entretenida, leí el libro en muy poco tiempo y en algunas escenas me costaba soltarlo. Los capítulos son más bien breves. La acción es constante. Desde el comienzo del libro, en donde te explican el nuevo mundo en el que estamos, cómo se funciona respecto al tema de los vampiros (existe un código que Anita domina a la perfección: no ver a los ojos, no contactar físicamente, no dejarlos entrar en su mente) comienza a introducir tanto lo que pasará a ser la trama principal como el trabajo y forma de ser de Anita. 
Desde que Anita llega al Placeres Culpables por primera vez hasta que el libro finaliza, parece una película de acción de los noventa: no paran de pasar cosas, todas seguidas, una detrás de la otra, a muy buen ritmo. Puedes decir que las cosas no son muy verosímiles, pero tampoco lo es la temática que nos ocupa. En el libro se plantean varios frentes diferentes y se cierra con todos y cada uno de ellos al llegar al final del libro. Sí es cierto que averiguar por tu cuenta quién es el misterioso asesino vampiro no resulta muy difícil y que lo hagas antes que la propia Anita, pero eso a mí no me ha deslucido la experiencia. 

Entre el título del libro y las escenas que comienzan a desarrollarse en el Placeres Culpables (así como alguna descripción masculina que hace con posterioridad) me pasé medio libro temiendo que de un momento a otro toda la historia principal quedase relegada a un segundo plano mientras una sucesión de escenas romántico-eróticas pasaban a adueñarse de la trama. Para mi alegría (e infortunio de otros) esto no sucede en ningún momento. Los objetivos están claros. Anita es una ejecutora y no sale con vampiros... sólo los mata. 


Puntuación: 3/5




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...