viernes, 24 de febrero de 2017

Reseña: SOY LEYENDA

SOY LEYENDA

Título original: I am legend
Autor: Richard Matheson
Género: ciencia ficción, vampiros, apocalíptico
Páginas: 179
Editorial: Ediciones Minotauro
Fecha de publicación original: 1954


"Soy leyenda" es uno de esos títulos de los que has oído hablar en muchísimas ocasiones y que ha sido llevado al cine en más de una ocasión, por lo que es muy factible que ya sepas de qué va la historia o incluso el final de la misma.

En mi caso, no había visto ninguna de las películas basadas en la novela, pero sí había escuchado en muchísimas ocasiones hablar del argumento de ellas así como de la la novela. La última vez en el especial de Matheson de los Todopoderosos. Y todas las veces que he escuchado hablar de esa novela, siempre ha sido de manera encomiable, destacando su originalidad, su idea novedosa, su manera de mostrarte una realidad desde el lado contrario al que estamos acostumbrados. Y tanto oir hablar y tan, tan bien de ella a mí me ha supuesto un pequeño problema.

Lo primero que hay que decir: sí, estamos ante una novela de vampiros. No, no es otra novela más de vampiros. Es una novela en la que el protagonista es un humano que vive solo y aislado en medio de un mundo en el que sus habitantes han mutado a vampiros. Así, nuestro protagonista,  es el único humano que él conoce que no ha sucumbido a la infección vírica que ha transformado al resto de sus convecinos en vampiros y su lucha contra los vampiros tratando de seguir sobreviviendo siendo humano.

Una de las cosas que más me ha gustado de la novela ha sido ver cómo el autor ha intentado dotar de verosimilitud a la plaga apocalíptica sucedida a la humanidad: no se trata de criaturas fantásticas o mitológicas sino que es una mutación que han ido sufriendo los humanos desde hace muchos años, siglos, pero que el resto de los humanos han creído que se trataba de una leyenda, nos explica el modo en que se ha contagiado y cómo, en el momento en que se ubica la novela, la infección se ha extendido a toda la humanidad menos a Robert Neville. El autor también se esfuerza en hacer reales algunos de los mitos del vampiro, mientras que otros los ridiculiza (funcionan las estacas porque no permite la coagulación pero las cruces son absurdas ya que sólo afectarían someramente a los vampiros católicos, pero no a los budistas, por ejemplo). 
A lo largo de la novela nos desarrolla el día a día de una persona normal y sola en un mundo que ante sus ojos se ha convertido en anormal y extraño, mientras que ve cómo el resto de la humanidad se ha transformado y continúan acosándolo. En este sentido nos indica cómo es su rutina de vida: ristras de ajos para espantarlos, un generador para contar con energía eléctrica, reparación del tejado y del resto de la vivienda, preparación de estacas, ...

Todo eso me ha gustado, pero a la vez me ha supuesto un problema: me esperaba más. Esto no ha sido culpa de la novela en sí misma, sino de todo lo que había escuchado acerca de esta novela. La gente solía destacar en gran medida cómo se narra y se recrea en las rutinas diarias, los rituales, las necesidades de la supervivencia,... pero al escucharlo me hicieron creer que era una explicación honda y extensa y no la mera relación que encontramos en la novela. Tengo que aceptar aquí también mi parte de culpa: crecí con Michael Crichton en las manos y me imaginaba que las explicaciones "científicas" sobre el vampirismo o sobre las necesidades para la supervivencia iban a ser de un modo similar al de Crichton: enormes, interrumpiendo el desarrollo de la trama, científicas, profusas. Y la cosa es que no son así. 

No quiero decir que eso sea un fallo, ha sido un pequeño chasco para mí, nada más. Me hubiera gustado saber más, conocer más sus rutinas, sus explicaciones, su día a día de una manera más profunda. Sin embargo. el libro ofrece bastante para lo cortito que es. 

El final (del que no adelantaré nada) es muy esperable desde el momento en que aparece el personaje nuevo en escena y, además, da sentido al título de la novela de manera excelsa. 

No puedo decir que me caiga particularmente bien Robert, pero no creo que esté hecho para agradar, sino para mostrarte cómo llega a ser un hombre que se ha quedado totalmente superado por el entorno y que ha quedado convertido en la anormalidad, en lo extraño, pese a que para él eso sea a la inversa. Robert se ha quedado fuera de la realidad del mundo, el mundo ha mutado, ha "evolucionado" de algún modo y él no puede evitar oponerse al progreso,a  ese nuevo futuro, porque es parte viva e inequívoca del pasado extinto. 

Sé que el perro y su historia ha despertado una gran ternura a algunos lectores pero a mí no me interesó demasiado. Entiendo lo que ha querido conseguir el autor con esa historia, pero a mí no me ha tocado demasiado. 


Por lo demás, sigo sin saber si veré alguna de esas películas basados en la novela. Lo que sí que seguro que haré será leer otra de las novelas de Matheson. Probablemente, EL increíble hombre menguante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...